Los ácidos estomacales son capaces de deshacer una cuchilla de metal

Los ácidos estomacales son capaces de deshacer una cuchilla de metal

Like
38
0
martes, 24 mayo 2022
Interesante

El jugo gástrico contiene ácidos tan potentes que son capaces de perforar la madera y corroer el metal, y en tal cantidad que sería incompatible con la vida si no fuera por el grueso revestimiento que recubre las  paredes del estómago, protegiéndolo de sus propios ácidos, e impidiendo que se perfore a sí mismo y salgan de la cavidad gástrica.

Cuando comemos, los alimentos no están en una forma que nos permita utilizarnos para nutrirnos y obtener energía. Primero, deben ser transformados en partículas mucho más pequeñas en el aparato digestivo. Así, cuando llegan al intestino, tras su recorrido desde la boca, pasando por el esófago, luego el estómago y después  el duodeno, han sido descompuestos en pequeñas moléculas de nutrientes para que puedan ser absorbidas por la sangre y así ser transportadas a las células de todo el cuerpo.

En el estómago el bolo alimenticio, parcialmente digerido, se mezcla con el jugo gástrico y como si fuera una licuadora, lo transforma en una papilla llamada quimo. El estomago es un bolsa muscular que consta de varias capas, una externa que es la cubierta de la bolsa, dos capas musculares que se contraen y así van propulsando el alimento y una recia capa interna de mucosa donde existen células que secretan los potentes y caústicos ácidos que desintegran el bolo alimenticio.  

Por lo general producimos una media de dos litros y medio de ácido diarios.  Esa misma capa mucosa la que evita que es el acido disuelva la pared del estomago provocando que este se autodigiera. Sin esta lamina protectora el estomago estaría desprotegido

Ino Catalan

237 publicaciones | 0 comentarios