Ignorados por todas las autoridades

Ignorados por todas las autoridades post thumbnail image

En voz de su representante, la Comisión Independiente de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CIDHEM), hizo un duro reclamo a las autoridades por la falta de políticas públicas a favor de los indigentes.

José Martínez Cruz dijo que actualmente no sólo es preocupante el desinterés que tienen los gobiernos, tanto municipal, como estatal, en brindar la mínima atención a las personas en situación de calle.

Lo más grave, apuntó es la insensibilidad que la propia sociedad tiene para ofrecer un poco de ayuda a los indigentes y la tendencia, cada vez más marcada, de verlos con indiferencia, incluso, morir.

Se refirió a lo que ocurrió el pasado mes de octubre, con un hombre en la avenida Morelos, a la altura de la calle Degollado, quien habría agonizado durante dos días, en plena calle y sin recibir ayuda.

“Es inhumano lo que estamos viviendo como sociedad, porque por una parte no hay gobierno que cumpla con lo mínimo en esta materia, pero los ciudadanos también nos estamos volviendo cada vez más indolentes”, apuntó.

Subrayó que “los indigentes tienen derechos que les son violados sistemáticamente al punto que la gente llega a creer que no tienen derecho a nada, cuando la Constitución y tratados internacionales que el país ha firmado, les garantizan por lo menos un techo, comida e higiene”.

José Martínez Cruz refirió que en la Ciudad de México se creó un ordenamiento sobre el Espacio de Derechos de las Poblaciones Callejeras, pero en Morelos no hay nada parecido, a pesar de que la población en condición de calle, o los sin techo, ha aumentado en los últimos meses de forma notoria, principalmente en Cuernavaca.

Autoridades del municipio refirieron que el año pasado el grupo ascendía a unos 70 y durante este 2023, empezaron a verse incuso familias completas, viviendo en la vía pública, sin acceso ni siquiera a un baño.

Lamentó que las autoridades sólo se echen la bolita y que sólo vuelvan los ojos a los indigentes cuando la propia situación los obliga, como en la emergencia sanitaria por el Covid-19, cuando se anunció la apertura de un albergue temporal, del que ahora no se sabe nada.

Publicación relacionada