Piden a Dios quitar la “lepra” de impunidad y violencia

Piden a Dios quitar la “lepra” de impunidad y violencia

Like
297
0
lunes, 10 octubre 2022
Noticias

“Pidamos a Dios que quite la lepra de nuestros tiempos como la impunidad y la violencia”, dijo Tomás Toral Nájera, vicario general y vocero de la Diócesis de Cuernavaca. 

Ayer, en la misa dominical de Catedral el vicario Tomás Toral, informó que el obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro estaría ausente este y el próximo domingo, por lo que sería el encargado de enviar un mensaje a la feligresía a quien invitó a reflexionar sobre el mensaje de las lecturas del 28o domingo del tiempo ordinario. 

“En el antiguo testamento la lepra era considerada como la peor tragedia, aquella enfermedad que va carcomiendo la piel y desfigurando a la persona. Hoy en día, como en ningún otro periodo de la historia, estamos viviendo una epidemia de lepra no física, sino espiritual, hombres y mujeres destrozados anímicamente porque han perdido la sensibilidad del alma y viven haciéndose daño en el corazón al no poder percibir las espinas endurecidas de la infidelidad, las pasiones sin control, pero también la lepra de la violencia, no solo en personas con alguna figura pública, también aquellas personas muy en la sencillez de su hogar son privadas de la vida”, dijo. 

Lamentó que la violencia sea una lepra que está consumiendo a la sociedad, pero, como lo señalan las lecturas, hay que ser agradecidos y reconocer en nuestra vida la alabanza a Dios, debe ser la respuesta del hombre que recibe la palabra. 

“El proceso del leproso, hoy nos enseña, este camino de la fe, en este itinerario de fe vemos tres etapas, primero invocar al Señor porque escucha el grito del que está solo; segundo caminar hacia Jesús para alcanzar la sanación; el tercero es agradecer, es la última etapa de la fe, al que agradece se derrama sobre él el espíritu santo. Agradecer no es cuestión cortesía o buenos modales, agradecer es cuestión de fe, un corazón que agradece se mantiene joven”, señaló. 

Finalmente, invitó a pedir a Dios que quite las lepras de los tiempos modernos, “la lepra de la ilegalidad, de la impunidad, de la violencia, que la fe pueda ser más grande, como el agradecimiento del leproso samaritano”. 

Ausente. El obispo de Cuernavaca, Ramón Castro Castro se ausentará dos semanas de la misa dominical.

Por: Marcela García  / [email protected] 

kbautista

12421 publicaciones | 0 comentarios